miércoles, 22 de septiembre de 2010

Los Thinkers Souls: María Hernández




Hoy le toca el turno a María Hernández. Muchas ya la conocéis por su blog "Blogear por blogear" y quizás un poco menos por T-Koso, su pequeño negocio artesano que espero le vaya muy bien porque es un trabajo hecho con el alma.

Una de las cosas que mas me llama la atención de María es la profundidad de los comentarios que dejan, que, aparte de mejorar el post le hacen a uno repensar y crearse nuevas reflexiones. Sentido común y sensibilidad quizás sean las palabras que mejor la definan, o no, pero lo que si es un placer es leerla.

Feliz miércoles

“Siento y presiento que la música es de los elementos más universales que existen, si no el que más. Podemos no entendernos al hablar, pero todos sabemos tocar palmas, mover un pie, bailar o emocionarnos al compartir el resultado de un pentagrama.”


“Existen tantos intereses creados alrededor de cualquier asunto que este sentido, el común, es el que más pronto olvidamos y, lo que es peor, desechamos.”

“Siempre que una idea sea buena y la colaboración del resto del "equipo" sea un "y además de", el resultado suele ser positivo, pero si lo que se presume colaboración se traduce en " ¿y si en lugar de?", el final suele ser desastroso.”

“No sé si es algo "innato" en el ser humano o si nos han enseñado a ser así, pero está claro que lo que "vende" son las malas noticias”

“Siempre se ha escuchado la expresión "Bendita juventud". Yo creo que es como si le diéramos el valor 0 en un eje cartesiano, donde cualquier trayectoria es posible: hacia arriba, hacia abajo, en positivo o en negativo. Todo un mundo de posibilidades, todas las probabilidades, TODO por definir.”

“En lo que si estamos hechos unos linces es en prejuzgar. Ahí no nos andamos por las ramas, tiramos a la yugular y da igual con qué argumentos: estéticos, culturales, políticos, etc.
Y si por casualidad nos cortamos un poco en clavar en la cruz a alguien, desde luego no nos faltan minutos para proporcionarle los clavos y el madero a quien se atreva.”

“La diferencia entre el absolutismo y la relatividad de las verdades no sólo se fragua con el tiempo sino con la forma de expresarlo.”



12 comentarios:

Economía Sencilla dijo...

Está muy bien este blog de thinking souls, has tenido una estupenda idea, que permite rescatar o rememorar estupendos comentarios y reflexiones...

en este caso, de María Hernández, filósofa, psicóloga, bloguera, comentarista, muy observadora, despierta, y como bien dices, llena de sentido común y sensibilidad.

Y creadora de excelentes reflexiones que comparte con los demás. No se puede añadir mucho más.

Un abrazo
Pablo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Pablo:

Muchas gracias. Yo creo que María es una de esas personas a las que siempre hay que escuchar porque lo que dice nos hace reflexionar y cuestionarnos muchas cosas.

Y sabes que un día pasarás tambíen por aqui y todos leeremos con gusto tus reflexiones.
Un abrazo

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Fernando:
Qué razón con eso de los intereses creados. Al final el sentido común desaparece.
No hay más que ir a cualquier reunión, aunque sea la de la asociación de "amigos de las mariposas".
Un abrazo.

María Hernández dijo...

¡Ups! solo me falta esconder mi rostro tras las manos y desaparecer, como niña avergonzada.

Gracias, Fernando.

Siempre me gustó "conversar", que no ser oradora (me pongo nerviosa y no me salen tres palabras seguidas). La red y los blogs amigos han hecho posible que pueda "conversar" un poco más lejos, en otras tierras, en otras casas, con otra gente. Gente agradable, que "conversa" como yo, con la que uno se siente a gusto como para compartir su pensamiento, aunque sea distinto, sin presiones, ni galanterías: al natural.

Eso sí, como soy "así", no puedo evitar que mis comentarios sean largos como un día sin pan; lo he intentado corregir, pero no puedo, perdería "mi esencia", jeje.

Gracias Fernando y demás "contertulios", el placer, de corazón, es mío.

María Hdez.

Katy dijo...

Sesibilidad e intuición me viene a lacabeza cuando pienso en María. A pesar de tratarla a través de la pantalla y lejos en su maravillosa isla, la siento muy cercana.
"No sé si es algo "innato" en el ser humano o si nos han enseñado a ser así, pero está claro que lo que "vende" son las malas noticias”
Pues ella en si, es una buena noticia.
Un beso y felicidades a los dos

Josep Julián dijo...

Creo que conozco a pocas personas con un sentido crítico tan agudo como el de María. Capaz de sacar punta a todo a lo largo de sus conversaciones. Es una buena rival dialéctica y esto, en este medio, es una bendición del cielo. Por eso todos los que contamos con comentarios suyos somos unos verdaderos afortunados.
Un beso María y gracias por traérnosla Fernando.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Javier:
Ja ja, La verdad es que es así, tendemos a perder el norte, o lo que es lo mismo. El sentido común: Gracias pora pasarte. Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

hola María:
Gracias a ti. Lo que me gusta de tus comentarios (que no son largos, sino adecuados) es que nos hacen profundizar y complementan las ideas que compartimos. Ergo, no pierdas tu esencia nunca.
Un beso y gracias en nombre de todos

Fernando López Fernández dijo...

Hola Katy:
Así lo veo yo también, cercanía desde la distancia y que mira y nos hace mirar diferente. Un beso Katy y el próximo especial thinking souls será para ti, en una o dos semanas.
Un beso

Fernando López Fernández dijo...

Hola Josep:
De acuerdo contigo. Recuerdo que ocupó un lugar especial en tu blog con una maravilloso comentario que dejó en “la inteligencia de las emociones”. Como dices, es una bendición, no ya tener una rival dialéctica, sino a alguien que te hace dar vueltas al coco para estar a la altura.
Como tu, vamos. Y un día pasarás también por aquí. No os librareis ninguno de los comentaristas de Soul Buisness.
Un abrazo

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Voy para el blog, que tiene muy buena pinta.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Pedro:

La verdad es que el blog de María merece mucho la pena. Gracias por pasarte.