miércoles, 19 de mayo de 2010

Crecer

  
El tiempo pasa, nos vamos haciendo viejos decía la canción. No estoy muy seguro de ello. 

Me gusta más la palabra crecer, que en realidad es una forma de renovarse constantemente y creo que tiene que ver poco con envejecer. El cuerpo se puede ajar, pero la mente y el alma si queremos puede ser siempre joven. Aquí os dejo unos comentarios de gente que creo siempre será joven.

Feliz miércoles.

Si algo bueno tienen los años es, precisamente, eso, que nos da la posibilidad de comparar a largo plazo y sacar nuestras propias conclusiones sobre lo que ha sido nuestra vida y cómo nos gustaría que fuese, empezando por vivir el día de hoy.

Ponerle buena cara al mal tiempo, no siempre es fácil, pero necesario

Lo importante es poder despertarse cada mañana.

Está bien llegar a una edad en que has tenido la oportunidad de aprender algo para que el resto de la vida merezca -si cabe- más la pena.

No sé, supongo que en la vida nos van inculcando valores por todos los lados y al final somos como somos por influencias varias.

Confío mucho en las posibilidades de crecimiento de las personas.

Planté tarde tulipanes, y no acaban de florecer; mi buganvilla enfermó el año pasado, y está de capa caída; los geranios se quedaron tiesos con el último frío... pero yo sigo regando y cuidando mi pequeño jardín. La naturaleza es sabia, y nosotros, opacos, pertenecemos a ella.

12 comentarios:

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Fernando:
Este tema me ha gustado especialmente. Ya veo que todo el mundo está en esa época de la vida donde empiezas a valorar la experiencia y la sabiduría.
Un abrazo.

Katy dijo...

Estoy de acuerdo en que crecer no es evejecer, sino madurar a través de la experiencia que dan los años. Es el aprendizaje de la vida para el que está abierto a mejorar aplicando lo aprendido y siempre buscando nuevos horizontes.
Buenos comentaros has elegido, como siempre.
Un abrazo

Alberto Barbero dijo...

Sí... buff... todos decimos y pensamos poéticamente y en positivo pero... ni blanco ni negro:

Cuando estudias la historia de la vejez, en ninguna cultura ha sido vista como una bendición... y al menos a mi me viene una de melancolía...

Fernando López Fernández dijo...

Hola javier:

Y eso no tiene nada que ver con hacerse mayores ¿verdad?
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Katy:

Aprender te lleva a nuevos horizontes como dices, y estos horizontes te llevan a otros lo que me hace pensar que crecer es viajar con una maleta llena de experiencias.
Un beso.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Alberto:

Efectivamente, no todo es blanco o negro pero el pensar en positivo ya es rejuvenecer.

Cierto lo que dices de la vejez y la cultura. Pero quizás no sea melancolía sino nostalgia.
Un abrazo

MaS dijo...

Hola a todos, hola Fernando,
será que tengo referentes de grandes cifras que me animan a seguir, a seguir creciendo, aprendiendo, envejeciendo... sin miedo. Sólo me da miedo morir, y dejar de avanzar.
Fernando, me ha encantado.
Besos en movimiento y en crecimiento.

Fernando López Fernández dijo...

Hola MaS:

Crecer, crecer y crecer sabiendo que un día vas a morir, pero mientras tanto disfrutando de ello. Como dices besos en movimeinto y crecimiento

Rafa Bartolomé dijo...

Hola Fernando:
Me ha gustado mucho. La vida hay que tomarla con una sonrisa. Hay que vivir, no pasar el rato como dice mucha gente. Pero tampoco hay que equivocarse, los surcos que nos va dejando la vida, el dolor de espalda que se va acentuando, es sólo porque hemos vivido intensamente y yo quiero que me duela la espalda muchos años. Ya sabes: el que se levanta de la cama a los cincuenta años y no le duele nada es poeque está muerto.
Un abrazo

Josep Julián dijo...

Hola Fernando:
Me ha gustado mucho la selección que nos presentas porque refleja un espíritu de aprendizaje que con el paso de los años pasa de ser obligatorio a opcional. Quiero decir que no estamos convocados a ello por ley, ni siquiera de la vida, y cuando alguien decide seguir creciendo en realidad lo hace como consecuencia de otras cualidades que también se van perdiendo con el tiempo, sobre todo la curiosidad, el riesgo y la capacidad de sorpresa. Ahí pienso yo que está la grandeza del crecimiento en edad digamos que tardía.
Un abrazo.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Rafa
¿Sabes? Cada 15 días o 21 suelo ir a un fisio para que me ordene cervicales, lumbares y cosas que me cuentan que no entiendo. Mucha gente dice que eso es pos estrés. No lo sé, pero como le comentaba el otro día a Lourdes, cada mañana me sigo levantando con ganas de sonreir, de vivir y disfrutar, a pesar de que hay días de que te caen vigas en la espalda.
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Josep:
Eso es lo que quería reflejar. Como decía Alberto, no es ni blanco ni negro, pero es una opción como dices. Y como me gusta la gente que elige crecer, por eso están aquí estos comentarios. Porque lo negro se publica a diario en otros sitios.
Un abrazo