miércoles, 24 de marzo de 2010

Cosas que enseña la vida


Desde que nacemos vamos aprendiendo. Una veces  lo que queremos porque así lo hemos decidido (sea bueno o malo) . Otras veces; lo que necesitamos y, las más de las veces lo que deberíamos aprender. Esto último, siempre está a nuestro alcance, pero por esas cosas extrañas de la vida, en éstas, no nos aplicamos lo suficiente. No es el caso de los participantes de hoy en Thinking Souls que parecen haberlas aprendido muy bien y dejan unas estupendas reflexiones.

Espero que muchos hayan aprendido la lección que dejó la coyuntura y empiecen a ver las cosas con más responsabilidad y con menos desidia.


"El segundo es el primer perdedor" he oido decir recientemente. "Del segundo nadie se acuerda" me dijeron con anterioridad. Todo va enfocado a ser vencedor o perdedor, blanco o negro.


El aprendizaje de errar nos da la oportunidad de conocer que existe después del fracaso..y esa es precisamente la mejor lección. Que siempre después de errar...pasa todo...y entonces se puede volver a empezar.


Las pruebas son importantes para el conocimiento pero ¿son el único modo de conocimiento? Quizás solo sean el único modo de conocimiento que la mayoría sabemos utilizar.


Me mueve, entonces, el amor y una voluntad de hierro para sobrellevar las experiencias duras de la vida aprendiendo las lecciones.... y disfrutar de las buenas, valorando el tenerlas. 


Cuando encuentras el apoyo de los demás y ellos del tuyo, se incrementa la velocidad y disminuye el esfuerzo


Olvidar lo que nos tiene que acabar sucediendo es como esconder la cabeza debajo del ala, por mucho que lo tratemos de eliminar de nuestra mente



4 comentarios:

Katy dijo...

Hola Fernando, la vida lo enseña todo, es la mejor escuela para el aprendizaje. Solo tiene una pega, y es que cuando ya has apendido es demasiado tarde. Hay otros caminos pero tampoco todo te llevan a la sabiduría. Así que solo nos queda la actitud y la mente abierta para ir llenándola de conocimientos y no hablo de teoría si no de experiencia. Para la teoría ya están los libros.
Un beso como siempre genial.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Katy:

"la vida lo enseña todo, es la mejor escuela para el aprendizaje. Solo tiene una pega, y es que cuando ya has apendido es demasiado tarde"

Genial comentario al que no pongo ni un pero.
Un beso y feliz miércoles

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Fernando:
Estoy con Katy.
Disfrutar mientras se aprende es la clave, aunque sea de los fracasos. Incluso éstos, pasado el tiempo se recuerdan como lo que fueron: una fuente de aprendizaje.
Un abrazo.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Javier:

Así es. Los fracasos forman parte del aprendizaje y nos hacen mejorar. Lo que pasa es que sigue estando muy mal visto fracasar.

Un abrazo